Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 diciembre 2011

¿Tanto comí?

Esta mañana a las 7.20 ya estaba despierta…Dormí poco…desde las 2…pero tengo cero sueño!…

Corrí la cortina, y me encuentro con un cielo azul maravilloso…observo los techos de las casas vecinas y veo que tienen una fina capa de ceniza volcánica. Ya lo habían anunciado, así que me tomo la presión, 109/51  y 68 pulsaciones por minuto. ¡Bien! Me levanto y lo primero es el puff para andar bien en mi gimnasia a pesar del Caulle y sus cenizas traídas por el viento.

Me tomo la bebida láctea con chocolate, y salgo caminando rumbo al gimnasio. En la esquina espero a María Teresa casi cinco minutos hasta que aparece, y nos vamos conversando ese cuarto de hora por calles casi vacías. Increíble lo tarde que despierta esta ciudad!

La clase se desarrolla con normalidad y buen humor, tanto que no nos dimos ni cuenta cuando había pasado una hora y cuarto, y llegamos al “inspirar y botar con fuerza!” A esa hora ya se notaba el calor ambiente, durante mi descanso de media hora.

Llegó la monitora, y lo primero que hizo fue pesarnos…gran sorpresa, porque tengo 1 kilo de más…¿qué pasó? Yo me cuidé, comí poco en estas fiestas…o eso creía…Feo está porque este fin de semana viene otra fiesta!!

Luego de hacer algunos ejercicios para lubricar las articulaciones, comenzamos la caminata, suavecita al principio, y luego ya más rapidito…hasta controlar un pulso de 90 – 95 por minuto.

Nuevamente algunos ejercicios de estiramiento, y vuelta a la máquina; esta vez con más carga y con subida alternada con camino plano, hasta llegar a 107 – 110 por minuto, durante 20 minutos.

Verdaderamente se notaba el calor ambiente…No funciona el aire acondicionado, y la ventana que se abre, lo hace hacia el interior del edificio; es decir que entra el aire viciado de los primeros pisos…Ya pedimos un ventilador el miércoles pasado, pero la “jefa” es una niña que sólo está sentada ahí, hablando por teléfono o chateando…Por supuesto, fue incapaz de ir a hablar y a pedir los ventiladores que ni siquiera hay que comprar…sólo sacarlos de bodega.

Bueno, luego de esta caminata , hicimos unos minutos de estiramientos y terminamos con 15 minutos de caminata algo más suave.

El calor de la calle era grande al salir, y esos 15 minutos de caminata hacia la casa fueron un sacrificio a pleno sol. Al llegar me tomé un vaso de agua mineral bien helada, para reponer lo perdido y me sentí mejor porque la casa se sentía fresca. Descansé una media hora frente al computador y luego fui a cocinar.

Read Full Post »

A veces, las personas nos formamos una opinión equivocada de gente que conocemos poco, sea porque no conocemos su historia de vida, porque se expresó mal y sin querer dio una  impresión alejada de la realidad, porque justo ese día se levantó con el pie izquierdo…porque recibió una muy mala noticia, o por lo que sea, y es increíble el mar de equivocaciones que se genera a partir de cualquiera de estos detalles…

Pues eso le pasó a Camila conmigo.

Yo estaba muy contenta porque tuve la impresión de que ella sabía muy bien qué me convenía a mí, teniendo una EPOC, como parte de la rehabilitación . Por eso, partí encantada a la evaluación con el test de marcha de los 6 minutos, y aunque me pareció raro que el aparato para tomar la presión no funcionaba bien, y cuando lo usó otra chica que le fue a ayudar en los controles…pensé que se conseguirían otro aparato para cuando fuera el entrenamiento, pero eso jamás pasó, y sencillamente nunca más tomó la presión a pesar de que dijo “yo lo haré, porque tiene una maña…”y resulta que era muy importante que nos hubiera tomado la presión…después de tanto esfuerzo, y después de habernos sentido mal…

¿Por qué hablo yo de opinión equivocada al iniciar este post?

Pues porque en todas las sesiones, Camila repetía y repetía que yo, de miedo, no quiero hacer lo que ella me exige, que si yo pensé que me dolería la cabeza, claro que me dolió…A ella se le puso eso y nada la haría cambiar de opinión!

Cuando le dije que yo, cada paso que doy es con dolor, porque mis pies tienen callos, ella minimizó ese hecho. El día que le pregunté si era cierto que al aumentar la dificultad, llegaríamos a correr, le dije que yo no puedo correr porque al hacerlo con los talones, me duele la cabeza, tampoco pareció entender. Según ella, yo no me atrevo a hacer algo, y pongo problemas!

Le dije que  yo hasta los 12 años estuve enyesada casi todo el tiempo, y por lo tanto, tengo músculo de la rodilla para arriba, pero de la rodilla para abajo, nada…Me discutió diciendo que eso fue hasta los 12 años, y que para la edad que tengo, he tenido hartos años para formar músculos!  Soberana tontería, porque el músculo se desarrolla con el ejercicio, y cuando hay movimientos que no puedes hacer, el músculo no trabaja!

La impresión que me dió, es que será kinesióloga para personas sanas!

Me parece que no ha entendido que atenderá a personas diferentes unas de otras, que cada una tendrá sus propias limitaciones, y que debe “escuchar al paciente,” cuando éste le dice que se siente mal, cuando se siente demasiado exigido.

Esta jovencita me catalogó como persona conflictiva y fregada, porque yo le hice presente que me sentí mal, pero era tal mi interés de seguir, que yo quería que ella rectificara sus errores, y no hice lo que hicieron otras señoras, que sencillamente la dejaron botada con su proyecto de Título. Yo estaba muy consciente del beneficio mutuo y no quería aflojar, hasta que vi que estaba poniendo en peligro mi salud. Es más fácil decirle por teléfono que tengo gripe, que me enfermé de gastroenteritis o cualquier otro invento, y desaparecer.

Siento que no se valoró que yo hiciera presente que algo andaba mal, para salvar a las otras participantes de algún accidente…

¿Eso es ser una paciente fregada?

Es posible que hasta no hace mucho, médicos, matronas,  enfermeras, auxiliares, etc, daban órdenes que el paciente debía cumplir, pero sin derecho a indagar nada. Incluso al estar hospitalizada, se le prohibía mirar la ficha, como si se tratara de datos de otra persona. Yo una vez me fui de retada porque me fui a los pies de la cama a leer lo que habían escrito…y me pillaron. Ahora, la cosa es diferente porque es un hecho que hay que “ser socio” con el paciente, para que se involucre y siga el tratamiento como debe ser, y para que no le mienta al doctor!  Porque si yo no me tomo los remedios, si yo no sigo las indicaciones, después no puedo ir a decirle “ese remedio no me hizo nada!”  El médico cambia el medicamento, y otra vez la misma tonterita?

Yo soy de opinión de que una debe involucrarse en su enfermedad, saber en qué consiste, qué tratamientos existen, cual es el más adecuado, cumplir con todos los consejos, y sacar el mejor provecho del personal de salud.

Hoy le pregunté a Maritza, mi profesora de gimnasia, si ella me califica como alumna fregada o conflictiva.  Primero se asombró por la pregunta, pero le expliqué que yo a veces le hago preguntas acerca de los ejercicios, y le pregunté si eso a ella le molesta?

Me dijo que ella me mira en clases, y me ve súper concentrada en lo que hago y que se nota que al hacer cada movimiento yo estoy muy consciente de cómo hay que hacerlo.

Le dije que claro, que por eso estoy cerca del espejo, para ver si estiro bien la pierna, si el brazo está derecho, etc, etc.

Sí, ella dice que ve eso en mí, y cuando pregunto si el pié va hacia mí o estirado, tengo una razón para preguntar!

Menos mal, ella observa y ha visto mis progresos desde cuando llegué a  la primera  clase, en que era incapaz de hacer un abdominal, porque quedaba con el cuello tieso…Bueno, si pasé medio siglo sin hacer gimnasia, ¿qué se podía esperar?

Bueno, ese mismo progreso es el que vio la señora Ximena, la kinesióloga del Consultorio, porque en la primera pimometría apenitas pude mover 63 cm de agua, y ahora estoy en 100…Aprendí a usar mis músculos al respirar! De eso se trata! Es eso lo que hay que enseñarle a los profesionales de la Salud en la Universidad: A escuchar al paciente, y a no falsear la verdad. Si se equivocó (nadie está libre), reconocerlo y enmendar. Es lo más sencillo.

SIEMPRE LA VERDAD ES MÁS SENCILLA.

Read Full Post »

REHABILITACIÓN IV.

Luego de buscar en Internet sitios donde hubieran datos sobre “ejercicio aeróbico”, me puse a calcular la frecuencia cardíaca adecuada para el ejercicio de alguien de mi edad, que nunca ha hecho este tipo de ejercicio…

Según esas cuentas, mi frecuencia en la caminadora no debió superar nunca las 110 pulsaciones por minuto, porque debe ser un 70% de la frecuencia máxima, que es 220 menos la frecuencia basal, y de eso se saca el 70%!

Entonces, ¿por qué esta tontería de que un día eran 124 y al par de días, era de 176?

¿Hubo equivocaciones?¿Hubo cuentas mal sacadas?

Si ella sacaba sus cuentas usando el dato de mi pulso basal, veamos…

-Cuando me dijo que yo debía llegar a 176, ¿cómo lo hizo?

Yo creo que en vez de restar un pulso de 63 a 220, y sacar el 70% de 167, que me hubiera dado 117 como frecuencia máxima, ella sacó el 70% de 63, que le dió 44 y eso lo restó a 220…Le dió 176 como frecuencia máxima.

-Cuando me dijo que debería llegar a 152, ¿cómo lo hizo?

Pudo ser que sacó el 70% de una frecuencia de 97, eso le dió 68 y eso lo restó de 220.

También pensé que pudo restar mi edad a esos 220…

-Cuando me dijo que debía llegar a 151, yo supongo que sacó el 70% de una frecuencia de 98, eso le dió 69 y lo restó de 220…

Y lo que me dejó plop fue ¿qué cuentas sacó cuando me dijo que llegara a 124 por minuto?

Esta es una cuenta rara…Si mi frecuencia basal fue de 64, lo restó de 220 y a esos 156 le quitó el 50% de mi frecuencia basal…o…si mi frecuencia basal era 64, ella le sumó un 50%, que le dió 96, y esos 96 los restó de 220 y obtuvo 124?

Esto me hace pensar que no había una fórmula, o que ella no sabe matemáticas y le da lo mismo sacarle el 70% a la frecuencia cardíaca basal o al resto entre 220 y la frecuencia basal…Es decir, que creyó que estaba tratando con personas ignorantes y que debiéramos confiar en su sapiencia porque sí no más, descuidando nuestra salud y perdiendo todo el beneficio de un tratamiento que, bien hecho, claro que me habría hecho regio, pero terminé haciendo un ejercicio anaeróbico…

Daré 3 ejemplos con frecuencias basales diferentes para dejar en claro el cálculo correcto:

1)Frecuencia basal de 68.

220 – 68  = 152 x 0,7 = 106,4 (Frecuencia máxima)

2)Frecuencia basal de 75.

220 – 75 = 145 x 0,7 = 101,7 (Frecuencia máxima)

3)Frecuencia basal de 83.

220 – 83 = 137 x 0,7 = 95,9(Frecuencia máxima)

Francamente , lamento que esto no haya resultado, y que no haya habido supervisión para detectar esta clase de problemas, porque cuando se trata de la salud de adultos mayores, y cada uno con enfermedades propias de la edad, hacer las cosas mal puede ser muy peligroso

 

Read Full Post »

REHABILITACIÓN III

Llegué  minutos antes de las 4 y media, y la señora ochentona estaba embalada caminando, colorada como un tomate, transpirando, Camila salió del gimnasio y en un momento en que yo andaba caminando y tomando agua, me acerqué a ella y me dijo “me falta aire“…

-¿Le abro la ventana, un poco?

-Ya…

Abrí la ventana y se sintió aliviada.

Camila regresó y me dijo:

-Venga señora María, para tomarle el pulso…

Me senté, y ella me tomó el pulso, que yo calculé en 65 m/m…No anduve muy lejos, porque vi que ella anotó 68.

Agarró su celular y empezó a hacer cálculos…

Yo un día le pregunté por la fórmula, y me dijo “no se la voy a dar. Esa la uso yo. Talvez cuando termine este entrenamiento, se la dé”…   (¡Plop!)

-Hoy debe llegar a 152 por minuto.

-No, Camila. Es demasiado.

-Señora María, la que estudió 5 años para esto , soy yo, y está todo controlado! Ud. anda con miedo…

-No, ya llegué a 151 y me sentí muy mal…Yo fui al médico…no debo pasarme de 120

-¿Qué médico? ¡Dígame el nombre!  Ya, pues, dígame el nombre!

-No…¿para qué?

-¿Qué médico?…Insistía, hablando muy fuerte…

-El doctor K…

-Puf! Ese doctor no sabe nada! Ha casi matado a toda esta gente -dijo, haciendo el típico gesto con la mano- entre ellas a mi mamá…Yo estoy avalada por un grupo de médicos que está en un escalafón mucho más alto que el doctor K…

-Bueno, pero yo no voy a llegar a 152 porque es peligroso.

-Bueno, entonces, señora María , llegamos hasta aquí no más…No importa, no pasa nada…

Y se fue a parar la caminadora, de la que se bajó la señora colorada que impresionaba, y que se secaba  cara y cuello con una toalla…y caminaba, y caminaba lentamente, para bajar de revoluciones a ese pobre corazón…

Luego vino esto de las sentadillas…28 sentadillas…pobre señora, se le veía agotada…2 minutos de descanso, y de nuevo 1…2…3…4…18…19…20…27….y…28!

2 minutos de descanso, y de nuevo 1….2….3….21….22….27…y.28!

-Señora María, ¡se queda o se va?Porque el tiempo se acaba…¿se queda o se va?

-Me voy, Camila…Adios, que estés bien. Le dí un beso y salí…

Escucho a la señora que va con su nuera y sacan cuentas que ya son las 6 de la tarde y que debe llagar a su casa, ducharse, vestirse, y ya le darán las 7, y tenían que ir a algún lugar…Entonces yo les pregunté:

-¿Y dónde viven? Porque yo las puedo llevar…

-No, señora, no se moleste…

-Es que no es molestia!  En serio, yo las llevo…¿Hacia qué lado viven?

-Cerca del Lider (supermercado)…

-Ah, pero si yo voy al centro, así que las llevo…No es molestia!

-Bueno…

Y fuimos al estacionamiento, a buscar el auto.

Íbamos recorriendo las calles, y le pregunté que a cuánto le llegó el corazón en la caminadora…

-No sé…es que yo veo poco…

Bueno, dejé a las señoras en la esquina de su casa, y seguí rumbo a la mía.

Read Full Post »

REHABILITACIÓN II

Camila me tomó el pulso, y sacó sus cuentas en su celular…y como hablando sola, susurró “no, mejor voy a usar otra fórmula”

-¿Y ese moretón en su codo?

-Me caí, Camila…el otro día cuando anduve mal…me mareé…y caí.  Y otra cosa.¿Recuerdas que el otro día me dijiste que mi espirometría está excelente? Apenas llegué a la casa, la ví para entender qué viste tú…Tú sabes que del aire inspirado, espiramos un 70%…Bueno, yo espiro como 40%…

-¿La anda trayendo, para verla?

-Claro.

Se la mostré, y me dijo “es que yo vi 85%”.

Una tontería…ni un atleta!

-Ya. Hoy debe llegar a 124 por minuto…

-Yo pensé “por fin esta niñita la pensó, o algún profesor le revisó lo que ha hecho y se ha dado cuenta”…

Me subí a la máquina, y comencé a caminar con un ritmo bastante aceptable, yo respirando rítmica mente, y mi corazón a 80……86…….92…..

-Señora María, de 0 a 10 cuánto de cansada?

-2

104…….108………106……

-Bip, bip, bip…más rápido…

116……121……118……

-De 0 a 10, ¿cuánto?

-3

Y yo, caminando rítmica mente, inspirando por la nariz, espirando por la boca…Tomo un trago de agua, y sigo caminando…

-De 0 a 10, ¿cuánto?

-3

Tomo más agua, ya voy en la mitad, me faltan 15 minutos….123…..125……128……125…..

Sigo con un buen ritmo caminando...130 por minuto…inspiro más profundo tratando de apaciguar mi corazón…tomo agua…pero cuando inspiro profundo, se me pierde el ritmo…hago 2 ó 3 respiraciones rápidas y vuelvo a retomar el ritmo…127…..130…….128.……

-De 0 a 10, ¿cuánto?

-Entre 3 y 4….

Más agua, tengo calor…parece que aire no entra por la ventana…134…..132…..

Voy en los 25 minutos… el cansancio se nota… ya me siento agobiada….

-De 0 a 10, ¿cuánto?

-4…

-Ya le falta poco…que no se la gane la máquina…

-131….134……132……

Tomo agua, me hacía falta, me duele la garganta…se me seca la boca…..134……135…..(¿que no era hasta 124?).

-30 minutos. Para la máquina, me bajo y camino varios minutos lentamente, tomo agua, tratando de apaciguar mi corazón, que parece caballo chúcaro…  Me siento.

-Ya, señora María! Haga 21 sentadillas , lo más rápido que pueda!

-1….2…..3…..4……18……19…….20……21!

-Bien!

-¿Cuánto tiempo?

-27 segundos…Ya, dos minutos de descanso.

-De nuevo!  21 , rápido.

Dos minutos de descanso…

Otra vez, 21….rápido.

-Bien! Señora María, el viernes, ¿puede venir a las 4 y media?

-¿Por qué?¿qué pasó?

-Es que la otra señora tiene hora al médico, entonces podemos cambiar la hora?

-Claro, ni un problema.

Read Full Post »

WALK OF LIFE

"Incluso los que dicen que no puedes hacer nada para cambiar tu destino miran al cruzar la calle" Stephen Hawking

Yo Soy Fit

Tu Blog sobre Fitness y Nutrición

Equilibra't - Sílvia Romero

Nutrición y Alimentación - Dietista-Nutricionista

Ciencia en Común

Blog de divulgación de Jesús Serrano del Fresno

La Ciencia para todos

por Javier Fernández Panadero

ciudad futura

Diseño gráfico, artes visuales, ciencia, tecnología, sociedad de la información

Feel the Brain

La máquina más compleja

Laboratorio para Sapiens

Un espacio creado por ROSA M. TRISTÁN para investigar y profundizar en el trabajo y la vida de aquellos seres humanos que aportan sabiduría en este pequeño y maltratado planeta azul

Ediciones Mundo Lumpen

Diseño gráfico, edición y maquetación de textos por David Martín Surroca

Desayuno con fotones

Un blog de física médica para todos los públicos

PameArce

Abogada por error, buena amiga y mala aduladora. Artista tardía, sibarita, güena pa las fiestas y mala pa victimizarme. @Pamela_Arce

Mi dieta cojea

(Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia) por un Dietista-Nutricionista

neuronas en crecimiento

la neuropediatría por una neuropediatra: problemas neurológicos de la infancia

David Martín Surroca

Página Web Oficial

Diario de una vampiresa en paro

El lema de mi vida debería ser "...con lo que tú podrías (ser-tener-hacer) si quisieras...!!!"