Feeds:
Entradas
Comentarios

Engrupiendo viejos

Vengo llegando a mi casa, aún indignada…Indignada al ver cómo tratan de engañar a los viejos sin pensar en lo mal que están actuando…

Fui a cobrar mi pensión, que se paga en la Caja de Compensación Los Héroes.

Voy saliendo, y me ataja una ejecutiva preguntándome  “señora,¿le dieron el cupón de descuentos?”

-Noooo…¿qué cupón?

-El de descuentos para el Gas…

-No, no me lo han dado…

-Venga, señora, páseme su colilla de pago…

Se la pasé, y ella se acercó a una máquina a sacar un número…digitó mi RUT, y le pasó el número a otro funcionario, diciéndole:

-Acompañe a la señora al segundo piso…

Cuando íbamos subiendo la escala, le dije al funcionario:

-No entiendo eso de los descuentos…¿por qué?

Él, haciéndose el tonto me dice:

-Arriba, la ejecutiva le va a explicar…

Llegamos arriba, él le pasa el número a una señorita tras un escritorio, y justo yo le pregunto de nuevo por los descuentos…y ella me enumera :

-Descuentos en el gas, en farmacia cruz verde, en el  CAS  de los militares…y varios más.

-Pero por qué, señorita, ¡si yo no soy de esta Caja!

-Bueno…déjeme que le explique…le hacemos el cambio y así obtiene todos estos beneficios…

¡Y déle hablar y hablar de los dichosos “beneficios”! Y a mi cuando me hablan de “beneficios” ya me huele a estafa, así que la paré en seco, le dije que yo no firmaría nada, que nunca le pedí el cambio, y que se diera cuenta de que está “engrupiendo viejos” , que es feísimo lo que hace y cómo lo hace…y Ella seguía con la tontería de los beneficios…

Le dije ¡o sea que ustedes no han cambiado nada…mire…mi hija trabajó con ustedes, no duró ni la semana porque se dio cuenta de la forma que tienen de tratar a los viejos, y me dijo “mamá, yo me imaginaba que llegue a tu casa una ejecutiva a engrupirte, como nos mandaban a nosotras…a meternos a las casas y hacer firmar a la viejita que apenas sabía dónde estaba parada”…!

Ella me miraba con cara de “yo no he hecho nada malo”…y al bajar la escala, el funcionario me dijo que hablaría con la ejecutiva que me dio el número…palabras de buena crianza y para dejarme conforme , pero no se trata de que yo quede conforme!  Se trata de que ese es su modus operandi, agarrarse a viejos y viejas que apenas saben cobrar su pensión, hacerlas firmar cualquier cosa, les encajan préstamos enormes, impagables con las bajas pensiones, y después las hacen firmar una renegociación, los viejos felices por la cuota tan baja, pero si piden un millón al final deben cinco millones…todo legal, pero sin ética alguna.

Estoy indignadísima.  Esas funcionarias tienen madres…abuelas…¿también las engrupieron?

Anuncios

Mi tía Quica

Hoy la he recordado mucho, por ser su cumpleaños, tía.  Y de tanto pensar, los recuerdos se suceden con abrumadora rapidez…como cuando vivimos juntas unos meses, ¿recuerda?  Fue cuando estaba estudiando y había días en que salía tarde de clases…lloviendo…y atravesaba en bote, un bote repleto de estudiantes quietos para que el agua no entrara por los bordes…¡éramos tantos! …y si no lo hacíamos, debíamos caminar por la alameda y atravesar el puente en reparaciones luego del terremoto…era demasiado tiempo bajo la lluvia y oscuridad…

Me veo arriba de un carretón…tirado por un niño de unos doce años…y usted caminando al lado.Salíamos a pasear por las calles aledañas a Hamburgo en Santiago, en las afueras de la ciudad, y usted le pagaba al chico para que me sacara a pasear. Él usaba esa carreta para vender verduras por las mañanas y así ayudaba a sus padres; era un chico pobre pero muy educado, buenos sentimientos, y usted conversaba con él mientras caminaban por esas calles y mirábamos cómo estaban construyendo casas muy bonitas…Era los fines de semana, cuando no iba a la escuela, y yo iba feliz porque estando enyesada, no había otra forma de salir a tomar aire.

Salto a otra época, en su casita de Pishuinco. Cuando para ir a verla, había que “pedir permiso” a ese gringo mal agestado que se hacía dueño del camino que era público…para poder pasar y llegar allá…Me gustaban los copihues a la orilla del río, los arbustos de chilcos llenos de picaflores, tomar once y conversar hasta que oscurecía, y recorrer por ese camino serpenteante, angosto, de noche, con mucha prudencia el regreso feliz.

Pronto será mi cumpleaños, y desde hace ya varios años echo de menos despertar a las siete de la mañana con la primera llamada felicitándome…¡Era usted, tía, que me llamaba antes de irse a trabajar! Y antes, cuando llamar por teléfono era toda una odisea, siempre me llegaba una tarjeta hecha por usted, novedosa, colorida y muy llena de cariño, porque nunca se olvidaba de la fecha. Yo lo encontraba increíble porque entre tantos compromisos, tantos trabajos varios, viajes y todo eso, usted nunca se olvidaba.

Me llegan imágenes…Estoy sentada en esos bancos altos frente al tablero y haciendo mis propios planos de casas, usando lápices, moldes de salas de baño, dormitorios, cocinas, salas de estar…dibujando con perspectiva, hablando de “punto de fuga”, y era algo que me encantaba hacer, mientras usted estaba en otro tablero haciendo “planos de verdad”.

A propósito de mis dibujos, recuerdo ahora que cuando llegué a Puerto Aisén siendo niña de segundo básico, me sentí muy impresionada al ver ese enorme cerro frente a la ciudad…el Marchant, que tenía “hombros”…y lo dibujé para mandárselo. ¡Era mejor que una fotografía!

Tía Quica, mis recuerdos siempre estarán con usted. Un gran abrazo y un beso para usted, esté donde esté.

 

Hola, abuelita

Seis de julio…fecha importante, abuelita! ¡Siiiii, no se haga la lesa, que es para celebrar!  Cerré los ojos…y se desgranaron los recuerdos, todos mezclados, años antes, años después…cuando yo era chica, cuando estaba la Flora…¿Se acuerda cómo la hacía rabiar la Flora? Yo recuerdo cuando entraba al dormitorio por la mañana del domingo a preguntarle si quería desayuno con pan duro…y usted le decía “pero cómo, Flora! Entonces habrá que esperar…” y al rato aparecía con una bandeja con pancito caliente, recién salido del horno…Estábamos en la hijuela de Vialidad, ¿se acuerda? Y hacía un frío tremendo…pero ella encendía la salamandra para que al levantarnos el ambiente fuera agradable.

Seis de julio…¡feliz cumpleaños, abuelita! No se ponga triste recordando a mi abuelito…yo sé que lo echa de menos, pero es mejor recordar los momentos buenos junto a él, esos instantes alegres…divertidos…

Abuelita, he saltado varios años más adelante, estamos en otra casa, y usted está haciendo muchos kuchenes…¡Son para mí! A ver…¿cuántos saldrán? Uno de nueces…¡no!  Serán dos de nueces, uno para mí y uno para el resto de la familia…jajaja…dos de manzana, dos de durazno, dos de coco, dos de miga, dos de cereza, mmmm ¡que rico!

Yo me comprometo a traerle leña escogida, para que el horno funcione a la perfección…Usted haga esa masa y esa crema, que yo me voy a buscarle palitos especiales a mi escondite….jajajaja  Y después, le ayudo a enmantequillar los moldes, no se preocupe!

¡Ohhh, se me ha venido el recuerdo de esa lechuga enorme que cosechamos…! ¡parecía repollo! ¿se acuerda? Harto que trabajamos  arreglando la tierra, acuérdese que tenía mucha piedra y la cernimos…demoramos varios días en preparar esos tablones…mmm…pero menos mal que esa tierra que hicimos en ese hoyo con las cáscaras de frutas y verduras, ¿se acuerda? Era tierra negrita…¡muy buena! Fueron varias tardes entretenidas, aunque un poco apuradas antes que se largara a llover…que las nubes anunciaban agua…y nos salvamos algunas tardes, hasta que se largó con ganas…

Esas semillas que mandó la Mónica desde Valdivia, permitieron tener porotos verdes…que los únicos que conocemos acá son esos en tarro!  Y los rabanitos…¡que ricos! El perejil…el cilantro…pero lo más novedoso, fue esa cazuela con choclitos pequeños…especiales…¡que ricos! Y las habas…acelgas…Yo creo que nos lucimos con nuestra huerta!

Con los ojos cerrados…¿se acuerda, abuelita, cuando me enseñó a tejer con crochet? Gracias por su paciencia…porque me costó domar mi torpeza con la mano derecha…jajaja y con los palillos…ese fue otro drama! Cuando tejí esa bufanda cuando estaba en tercero en el colegio de las monjas…sufrí montones! Se me salían los puntos del palillo…nunca sabía hacia dónde tejer, y a veces, ¡muchas veces!, partí al revés…¡uuuuuu!  Y Sor Inés me hacía deshacer…

¿Se acuerda cuando dijo que se iría a Valdivia, porque echaba de menos a la tía Laura? La fuimos a dejar al barco, serían tres días de viaje, y luego hartas horas en el tren…pero usted dijo que apenas llegara, nos mandaría un telegrama para que supiéramos que llegó bien, así que cuando la dejamos sentada en cubierta, el barco piteó…nos bajamos…y nos quedamos en el muelle haciéndole chao con la mano…y no nos queríamos ir mientras viéramos el barco por el río…cada vez más pequeño…el humo saliendo por la chimenea…y ya no la veíamos en cubierta…y nos fuimos a la casa en silencio, apenados…

Seis de julio, día importante. Un abrazo, muchos recuerdos, y por muchos años que pasen, la echo de menos porque hacíamos muchas cosas juntas, y cuando no hacíamos cosas, jugábamos al naipe y trasnochábamos conversando hasta que al Sol se asomaba…¿se acuerda? De repente, nos dábamos cuenta que ya amanecía…¡ohhhh!  Son muchos los recuerdos, todos desordenados en el tiempo…se agolpan…se amontonan…pero me alegran.

Esta mañana madrugué…Obligada a despertar temprano, llovía…Me levanté rápidamente, tragué estando de pié, una leche con chocolate, y salí cascando…me encaramé en mi auto, muy pendiente del tráfico porque todos iban apurados rumbo a sus colegios o a sus trabajos, así que como sé que “el que pestañea pierde”en los semáforos salía rajada ganando espacios, hasta que llegué a la Caja Los Andes y me estacioné.

Ya había personas haciendo cola, adultos mayores a todo el frío una hora antes de que abrieran la oficina.

Seguía llegando gente, todos “de los sesenta p’arriba”. Bien abrigados todos, y con cara de entumidos.

A las ocho y media ya habíamos unas cien personas, llovía suavemente pero el agua siempre moja…

Saqué mi cámara fotográfica y empecé a filmar…mágicamente se abrió la puerta y apareció un señor diciendo que abrirían media hora antes sólo para que no estuviéramos de pie y al frío, pero que nos atenderían a las nueve como de costumbre, porque a esa hora abren la oficina…y comenzamos a entrar en fila india, esperando que nos entregaran un número para la atención posterior. Éramos tantos, que muchos de todos modos quedaron de pie porque asientos no habían para tantas personas, ya que a esa misma hora ,los funcionarios tienen una charla profesional con las últimas novedades.  Me tocó el Nº16 , y me senté a esperar.

De nuevo el mismo caballero se paró al frente a explicar (de nuevo) por si no todos habían escuchado, que la atención comenzaría a las nueve, porque así es el protocolo, y que “la persona que sacó fotos entienda eso”…

Yo miré para otro lado, y me costó no largarme a reír, pero una señora que había estado a mi lado cuando filmé, no se aguantó y me dijo “eso va por ti”…jajaja

Y para más inri , al momento llegaron unas funcionarias con una bandeja llena de vasos de telgopor, cucharitas, té y café, azúcar y endulzante…y un termo con agua caliente, ofreciendo esto para pasar el frío…¡genial!

Aquí lo importante de destacar, es la actitud , la mirada diferente al problema que venimos presentando desde hace ya unos años, esa intransigencia para darnos una manito , una facilidad, cada vez que tenemos que inscribirnos para los diferentes cursos. Era eso lo que esperábamos, porque a ninguno de nosotros se nos ocurriría pedir excepciones porque sí, sin razón de ser.

¡Bien por la Caja! Sigan así, porque no les hemos desordenado nada.

Este es un desastre descomunal…Aún no pensamos en el daño emocional, en el daño pulmonar…

La nostálgica Coctelera

A mediados del mes de enero, comenzó la aparición de diversos focos de fuego. En 5 días, ya iban 100 mil hectáreas de bosques y praderas destruidas, además de una cincuentena de casas, y ya ahí hubo víctimas  entre los bomberos, carabineros que quedaron atrapados en el fuego debido a los cambios en el viento y a las altísimas temperaturas, de entre 30 y 40ºC.

Ver la entrada original 516 palabras más

CUERNOS MORTALES

rinoceronte

El famoso Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, alberga a la más grande población de rinocerontes, pero hay cazadores que los matan, con el único fin de conseguir sus cuernos para comercializarlos en otros países, a los que se les hace la guerra para que no sea el fin de los rinocerontes…

De los cientos de miles de estos animales que habían hace un par de siglos, quedan menos de 30 mil entre las 5 razas existentes, y unos pocos están en manos de privados que hacen los safaris fotográficos y cacería legal, pero la ignorancia humana hace que  quieran cuerno molido como tratamiento para cuanta enfermedad exista, desde una mordida de serpiente hasta usarlo como afrodisíaco, y se obtiene muchísimo dinero ya que se vende por kilo, siendo que cada rinoceronte macho puede tener 10 kg de cuerno.

En nuestro planeta  hay varias especies de animales que están siendo aniquilados, como los elefantes por su marfil, las jirafas por sus colas, los tiburones por sus aletas, etc.

El cuerno de los rinocerontes es de queratina, proteína como la de nuestras uñas y pelo, y si se le corta, vuelve a crecer, de manera que los criadores de rinocerontes de Sudáfrica se lo cortan cada 20 meses y de buena manera; es decir, utilizando dardos tranquilizantes. Luego los guardan, a la espera de una ley que los autorice a venderlos legalmente, lo que tampoco serviría para parar la caza ilegal de estos animales, con el fin de quitarles el cuerno…un negocio que representa mucho dinero, como el de las drogas.

Hubo un tiempo en que la venta de cuernos era legal si se hacía dentro de Sudáfrica, pero desde febrero de 2009, se prohibió.

El negocio mueve tanto dinero, que la corrupción llegó al Sistema de Justicia y a la policía, que trabajan con los cazadores ilegales.

Y algo más: el salvajismo con que se trata a estos animales, porque a veces le cortan el cuerno con motosierra, y lo más largo que se pueda, por lo que el corte se hace cerca del punto de crecimiento, que causa sangrado  y es doloroso; es como si nos cortáramos las uñas cerca del punto de crecimiento, con un dolor insoportable.

En cuanto a cómo financiar los proyectos especiales de conservación, el Parque Nacional Kruger vende algunos rinocerontes a agencias de safaris para que los cacen.

Fuente:National Geographic.

Foto: de google.

La tienda.

telas

Me atrasé tanto, que pensé “No, no voy a llegar a tiempo”…Iba caminando rápido, saltando pozas, haciéndome a un lado cuando pasaba un auto porque salpicaba el agua acumulada en los hoyos de la calzada, chocando con personas que también caminaban apuradas en sentido contrario, y que miraban al piso para no tropezar en las malas aceras, y maldiciendo a la Municipalidad por su poca o nula preocupación vial…De vez en cuando, echaba un vistazo al cielo, por si venían lluvias nuevamente y aprovechando el momento en que amainó el temporal de la tarde, apuraba el paso para llegar pronto a mi destino y evitar el enojo de la tía Nena.

¡En qué momento de debilidad le acepté cuando me propuso que seamos socias? Aún no empezamos, y ya me estoy arrepintiendo del negocio de géneros, sábanas, fundas de almohadones, camisetas…

Recién me estoy dando cuenta de la esclavitud en que me metí…

Iba tan metida en mis pensamientos, que no me di cuenta cómo llegué a destino y me puse a subir la escalera algo oscura que da acceso al local. Habrá que poner una mejor lámpara porque si el día está oscuro y lluvioso, llega poca luz y se torna peligroso un tropezón.

Al llegar al 2º piso, me encontré con una tía Nena seria, apurada y casi enojada que se estaba poniendo el abrigo, y me dijo “¡Por fin llegas! Toma la lista de precios que estuve calculando  de todo lo que ha llegado, yo me tengo que ir, chao”…bajó la escalera con paso firme, y desapareció en la calle.

Yo me puse a examinar la hoja de papel con los precios…Era la hoja del centro de un cuaderno, escrita por todos lados…y donde estaban anotados el nombre del artículo, el precio de costo (incluido el flete), el % de ganancia y el precio total…

De repente siento pasos que subían la escala…y aparecen unas clientas que empiezan a recorrer las repisas y vitrinas examinando todo…me preguntan precios, y me doy cuenta de que es un lío porque hay varias calidades de sábanas, diferentes precios, diferentes tamaños, yo aún no las había identificado para ponerles un adhesivo con el precio, así que era jodido identificar  cada artículo y decir cuánto costaba …y lo peor, que la clienta no viera la lista porque salía el precio de compra…¡que mal estaba ese detalle! Y ¿por qué no cerró la puerta de calle al irse, digo yo? En eso que estaba yo atareada  con los precios, cuando llegó una decena de personas…y ahí me puse nerviosa, porque se desparramaron por las dos piezas, todo lo tomaban, lo cambiaban de lugar, preguntaban cuánto cuesta?, si había otro color, etc, y yo ya estaba histérica cuando volví a la otra pieza a buscar algo y veo a una señora que está cortando un vestido de un género de jersey muy bonito, pero que no habíamos medido!  Me puse a buscar una huincha, y encontré una que era un desastre porque cada diez centímetros tenía un parche de huincha aisladora negra. La agarré con mucho cuidado y medí el género que ya había cortado la señora al tiempo que buscaba la lista de precios que no encontraba y me tenía nerviosa porque veía a tanta gente revolviendo todo, conversando, riendo, me preguntaban ¿cuánto valen las sábanas de plaza y media?…cuando me doy vuelta y veo la hoja con los precios sobre el mesón…voy a buscarla, cuando miro mi reloj y ya era tarde…

Iba a decirle a los clientes que ya tenía que cerrar…y desperté…

WALK OF LIFE

"Incluso los que dicen que no puedes hacer nada para cambiar tu destino miran al cruzar la calle" Stephen Hawking

Yo Soy Fit

Tu Blog sobre Fitness y Nutrición

Equilibra't - Sílvia Romero

Nutrición y Alimentación - Dietista-Nutricionista

Ciencia en Común

Blog de divulgación de Jesús Serrano del Fresno

La Ciencia para todos

por Javier Fernández Panadero

ciudad futura

Diseño gráfico, artes visuales, ciencia, tecnología, sociedad de la información

Feel the Brain

La máquina más compleja

Laboratorio para Sapiens

Un espacio creado por ROSA M. TRISTÁN para investigar y profundizar en el trabajo y la vida de aquellos seres humanos que aportan sabiduría en este pequeño y maltratado planeta azul

Ediciones Mundo Lumpen

Diseño gráfico, edición y maquetación de textos por David Martín Surroca

Desayuno con fotones

Un blog de física médica para todos los públicos

PameArce

Abogada por error, buena amiga y mala aduladora. Artista tardía, sibarita, güena pa las fiestas y mala pa victimizarme. @Pamela_Arce

Mi dieta cojea

(Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia) por un Dietista-Nutricionista

neuronas en crecimiento

la neuropediatría por una neuropediatra: problemas neurológicos de la infancia

David Martín Surroca

Página Web Oficial

Diario de una vampiresa en paro

El lema de mi vida debería ser "...con lo que tú podrías (ser-tener-hacer) si quisieras...!!!"